Conozca los 7 aspectos clave de la Ley 21.595 “Delitos de cuello y corbata”

La Ley 21.595 es un cambio importante para el mundo empresarial en Chile. Aunque puede parecer complicada, lo más importante es entender que busca promover la ética y la transparencia en los negocios. ¡Así que a ponerle ojo y a cumplir con la ley!

A continuación te explico brevemente los 7 aspectos claves de esta ley:

1. Ampliación y sistematización de los Delitos Económicos: Ley 21.595 amplía significativamente el catálogo de delitos por los cuales las empresas pueden ser declaradas penalmente responsables (Ley 20.393), estableciendo una
clasificación de los delitos económicos en cuatro categorías, facilitando su identificación y aplicación de las sanciones correspondientes.

Primera categoría: “Delitos que siempre se consideran económicos”.

Estos delitos son graves por su naturaleza y siempre se consideran económicos, independientemente de quién los cometa. Algunos ejemplos son:

  • Delitos bancarios (apropiación indebida, operaciones fraudulentas, etc.)
  • Delitos relacionados con el mercado de valores (manipulación del mercado, uso de información privilegiada, etc.)
  • Delitos contra la propiedad intelectual (falsificación de marcas, piratería, etc.)
  • Lavado de dinero
  • Financiamiento del terrorismo
  • Corrupción

Segunda categoría: “Delitos comunes que se consideran económicos cuando se cometen en el ejercicio de un cargo”.

Estos delitos se consideran económicos cuando se cometen en el ejercicio de un cargo, función o posición dentro de una empresa o cuando se cometen en beneficio de la misma. Algunos ejemplos:

  • Delitos tributarios
  • Estafa
  • Fraude
  • Sustracción de fondos
  • Cohecho
  • Negligencia culpable
  • Abuso de confianza

Tercera categoría: Delitos cometidos por funcionarios públicos.

Estos delitos son aquellos que son cometidos por funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones, y que pueden tener un impacto económico o ambiental. Algunos ejemplos son:

  • Malversación de caudales públicos
  • Cohecho de funcionario público
  • Fraude al fisco
  • Enriquecimiento ilícito

Cuarta categoría: Delitos contra el medio ambiente.

Estos delitos son aquellos que causan un daño al medio ambiente y que pueden tener graves consecuencias para la salud pública y el ecosistema. En esta categoría se incluyen delitos como:

  • Daño ambiental
  • Tráfico ilegal de especies silvestres
  • Contaminación ambiental
  • Explotación ilegal de recursos naturales

2. Mayor alcance de las personas jurídicas responsables: La Ley 21.595 extiende la responsabilidad penal no solo a las empresas privadas y estatales, sino también a:

  • Empresas públicas creadas por ley.
  • Sociedades y universidades
  • estatales.
  • Partidos políticos.
  • Personas jurídicas religiosas de derecho público.

3. Endurecimiento de las sanciones: Se introducen penas más severas para los delitos económicos, incluyendo penas privativas de libertad, multas, inhabilitaciones y el comiso de ganancias. Además, se establecen consecuencias adicionales como la pérdida de beneficios fiscales y la prohibición de contratar con el Estado.

4. Responsabilidad penal de las Personas Jurídicas: Se amplían los supuestos de responsabilidad penal de las empresas, incluyendo delitos como el cohecho, lavado de activos, financiamiento del terrorismo y delitos ambientales. Se establecen mecanismos para eximir de responsabilidad a las empresas que cuenten con modelos de prevención de delitos eficaces.

5. Mayor responsabilidad para los ejecutivos: La Ley 21.595 extiende la responsabilidad penal no solo a los altos ejecutivos, sino también a cualquier persona que ocupe un cargo, función o puesto en la empresa, o preste servicios a la empresa gestionando sus asuntos ante terceros con o sin representación.

6. Fortalecimiento de la persecución penal: La ley otorga nuevas facultades a los fiscales para investigar y perseguir los delitos económicos, como la posibilidad de celebrar acuerdos de colaboración eficaz con imputados y la utilización de técnicas especiales de investigación.

7. Protección del Medio Ambiente: Se incorporan nuevos delitos ambientales al Código Penal, como el tráfico de residuos peligrosos, la contaminación de aguas y suelos, y la destrucción de flora y fauna protegida. Se establecen penas más severas para estos delitos y se amplían las facultades de los organismos fiscalizadores.

https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma=1195119

¿Tienes dudas sobre cómo esta ley afecta a tu empresa? ¡No te quedes con la duda! Consulta con un experto. Recuerda, ¡la prevención es la clave y el remedio más barato!

error: Content is protected !!
Scroll al inicio